27 de Noviembre de 2020 Tocumen, Avenida Domingo Díaz

El ITSE, ONU Medio Ambiente y la Secretaría Nacional de Energía promueven el conocimiento en energía solar térmica para combatir el cambio climático

El ITSE, ONU Medio Ambiente y la Secretaría Nacional de Energía promueven el conocimiento en energía solar térmica para combatir el cambio climático
  • Estudiantes del ITSE recibirán clases con ensayos prácticos sobre calentamiento solar de agua.
  • La tecnología termosolar permite que residencias puedan ahorrar desde 140.00 hasta 293.00 balboas al año.
  • Se proyecta que Panamá instale 1 millón de metros cuadrados de tecnología termosolar en 2050.

 Los estudiantes del Instituto Técnico Superior Especializado (ITSE), sumarán conocimiento en energía solar térmica o energía termosolar como parte del proyecto Termosolar Panamá liderado por ONU Medio Ambiente y la Secretaría Nacional de Energía, para promover el conocimiento de tecnologías renovable e impulsar la lucha contra el cambio climático.

Desde el mes de enero los instructores del ITSE han estado recibiendo formación en energía termosolar, y en esta ocasión el instituto recibió, en concepto de donación, un equipo con prototipo educativo que permitirá a los estudiantes poder realizar prácticas en sus aulas de clases, una vez la etapa de distanciamiento lo permita.

La energía solar térmica consiste en el aprovechamiento de la energía del Sol para la producción de agua caliente, que permita evitar el uso de gas o energía eléctrica. Este tipo de energía otorga grandes beneficios en ahorro monetario y lo más importante, la preservación del medio ambiente.

La Ing. Rosilena Lindo, Gerente del Proyecto Termosolar Panamá y Experta Senior de Energía en ONU Medio Ambiente, explicó que: “La formación en este tipo de tecnología está empezando en Panamá y vemos un potencial enorme en el ITSE para convertirse en un ente multiplicador de conocimiento que nos ayude a poder implementar la transición energética hacia mayor cantidad de renovables”.

La experta agregó que esta energía lleva a los usuarios a convertirse en luchadores activos frente al cambio climático y les permite generar ahorros importantes en el consumo de energía, “todas aquellas personas que calientan agua en su casa con un sistema a gas se pueden ahorrar 140.00 balboas al año, si lo cambian a energía termosolar. Si están calentando a electricidad, se pueden ahorrar hasta 293.00 balboas al año”.

Por su parte, la Dra. María Lourdes Peralta, Gerente Educativa del ITSE, indicó que: “el ITSE es un instituto comprometido con el cuidado del medio ambiente y desde el día uno nos sumamos a la iniciativa de ONU Medio Ambiente y Secretaría Nacional de Energía para aportar desde la formación al cambio cultural que buscamos en materia de consumo energético”

La Dra. Peralta añadió que las instalaciones del ITSE destacan por ser amigables con el ambiente ya que pueden generar un 20% de energía solar fotovoltaica, cuenta con medidas para ahorrar hasta 30% de agua potable y además que presumen de un sistema de tratamientos de agua grises que lo certifica como una edificación Leed Gold por Green Building Council.

Mientras tanto, el Lic. Carlos Iglesias, Planificador Central de la Secretaría Nacional de Energía, dijo “buscamos que cada vez se sumen más sectores al uso de estas energías renovables para ayudar a la descarbonización de la matriz energética de Panamá como un proyecto y estrategia al año 2050”.

Actualmente, Panamá cuenta con 103 proyectos pilotos de energía termosolar, de los cuales 46 se encuentran en el sector hotelero, 23 proyectos en el sector gubernamental, 23 en residencial y 11 en agroindustrias.

Se proyecta que nuestro país pueda instalar alrededor de 2 millones de metros cuadrados de calentadores solares de agua sin competir con espacios de terrenos, es decir para instalación en techos. La Secretaría Nacional de Energía proyecta instalar 1 millón de metros cuadrados de tecnología termosolar al año 2050.

El proyecto Termosolar Panamá es gestionado por otras entidades como el Banco General, el Ministerio de Ambiente, el Panamá Green Building Council y la Universidad Tecnológica de Panamá.